La paciente Sonia nos cuenta que ha podido hacer vida normal durante el tratamiento, debido a su comodidad y su característica invisible, pudiendo hacer vida social sin ningún problema.